TORONTO II



La entrada de hoy será corta y sencilla pues voy a ir directa al grano. No hay CN Tower sin Toronto, ni Toronto sin CN Tower. El otro día paseando S. y yo hablábamos sobre esta impresionante torre, y llegábamos a la conclusión de que para bien o para mal, la imagen de la ciudad es esta torre. Sin ella sería como cualquier otra ciudad americana, con rascacielos de bancos, parques que dan un respiro y multitud de tiendas y restaurantes. Con ella, la ciudad adquiere un carácter distinto, obtiene algo que ninguna otra ciudad posee, por mucho que haya torres más altas como las de Dubai o similares en forma como la de Seattle. El pasado, el presente y el futuro de Toronto está ligado a la CN Tower. Y llegados a este punto del paseo, yo pregunto, ¿qué pasará cuando la CN Tower se quede anticuada? ¿hacia dónde irá Toronto?

Ay amigos, yo no tengo respuesta y me estoy poniendo filosófica. De momento, la torre es impresionante, así como es impresionantemente cara subir al mirador, a cenar al restaurante y ni os cuento lo que llaman el sky edge, es decir, caminar por el bordecito de la torre.

S. y yo seguimos paseando largo y tendido debatiendo sobre la CN Tower y aquí entra en juego el producto del que os quiero hablar hoy: Compeed Stick Anti Fricción.



Tengo la estupenda manía de cada vez que me calzo un zapato nuevo, hacerme una rozadura nueva, de hecho ya se me han quedado los talones colorados de por vida. Pues bien, aquí entro en acción y me busqué una solución. La encontré. 

Igual que os digo los productos que no me funcionan o no me gustan (como aquí y aquí) también os digo los que sí lo hacen, y este stick es una maravilla. La comparación que os voy a hacer es malísima pero me vais a entender, es como un bálsamo labial para vuestros talones, un par de pasadas, te calzas tus zapatos y andando (nunca mejor dicho).

Ni que decir tiene que yo llegué paseando hasta la CN Tower desde mi casa gracias al stick y son 10km no os creáis.


- M

No hay comentarios:

Publicar un comentario