ISLA DE PASCUA


Decir que os tengo abandonados durante estas vacaciones de verano es quedarme bastante corta, pero con las visitas familiares ya se sabe, hay que aprovechar el tiempo al máximo y más cuando hay 6000km de distancia entre ellos y yo. 

Pero no os preocupéis, como los niños, toca volver al colegio y con ello a la rutina, así que empezamos septiembre con ganas, energía y muchas muchas tendencias (sobretodo ahora que llegan también las pasarelas).

Mientras yo sigo descubriendo lugares y en el caso de hoy os hablo de un nuevo producto de belleza. Pero primero hoy hemos viajado a la Isla de Pascua.

Sobran las explicaciones para esta isla chilena que encontramos en medio del Océano Pacífico, de la que todos conocemos sus famosas esculturas con forma humana también conocidos como Moais.


Los 5000 habitantes de esta isla se concentran en el único poblado y capital de la misma en Hanga Roa. Destino más que turístico de Chile, los Moais de la Isla de Pascua suponen todo un misterio, y a mi me fascinan de una manera asombrosa. Con un clima tropical bastante suave, la Isla de Pascua tiene forma de un triángulo y en cada esquina del mismo, se halla un volcán, de momento, todos inactivos.


Si queréis visitar la isla, tendréis que ir a Chile o a Perú, pues LAN es la única que realiza vuelos a su aeropuerto, y mi recomendación, es que lo hagáis en febrero, cuando tiene lugar el festival de Tapati, donde se realizan danzas, músicas, historias y decoraciones ancestrales de los primitivos pobladores de Rapa Nui, el nombre original de la isla.


Con las imágenes de los moáis hoy os presento una crema facial (original ¿eh María?) Olay Regenerist Skin Tone Perfecting Cream.



Es una crema que he estado usando durante este mes de agosto y a pesar de que era un poco escéptica con Olay (no me preguntéis por qué) he quedado asombrada.
                       
                      - Me encanta su olor 
                      - Es de rápida absorción.
                      - La piel se nota hidratada durante todo el día
                     - Es una crema perfeccionadora del tono y no podía fallar, se iguala el tono y en mi caso      las rojeces desaparecen.

Como punto negativo (y por poner alguno) es que no lleva protector solar, algo con lo que ya nos estamos empezando a acostumbrar a que vaya integrado en las cremas de día.

¿Vosotras la habéis probado? ¿Qué os parece?
-M

No hay comentarios:

Publicar un comentario