ADVENTURE AWAITS - GRANDES ESCAPADAS


Si el domingo os adelantaba las tendencias para el próximo año en cuanto a grandes viajes (aquí), hoy os las quiero adelantar en cuanto a grandes escapadas (desde España claro). Cinco destinos más cercanos perfectos para disfrutar de ellos en un puente o en un fin de semana ¿Preparados? Allá vamos:


1. Helsinki. Decir que me gusta Finlandia y su capital es quedarme corta (ya os hablé de ella aquí). Una ciudad perfecta para visitar en un par de días. El puerto, sus dos imponentes catedrales, la iglesia de piedra, Suomenlinna, Esplanadi, Itis o la estación de tren harán que nuestra visita a Helsinki sea inolvidable, tanto en invierno como en verano. ¿Mi recomendación? Finnair vuela todo el año directo desde Madrid y mi hotel favorito es el Radissson Blu Plaza, en la misma estación de tren y a mano de todo.


2. Ámsterdam. La capital holandesa merece una visita si es que no lo hemos hecho ya. Para los amantes del arte como yo, Ámsterdam nos ofrece a pintores con tantísimo renombre como Rembrandt o Van Gogh, de hecho el museo Van Gogh cuenta con la mayor exposición de pinturas suyas. Sus canales, el Barrio Rojo o sus coffee shop completan esta ciudad en la que todo el mundo se mueve en bicicleta, generando una mezcla de ambientes más que sorprendente. ¿Mi recomendación? Aprovechemos y viajemos con KLM, en mi opinión, una de las mejores aerolíneas. 


3. Budapest. Será complicado hacernos entender y podremos pensar que es una ciudad barata cuando en realidad, al hacer el cambio de Forint a Euro nos daremos cuenta de que el precio de las cosas es parecido al de España. No sé si será por el Danubio, por las dos ciudades o por sus imponentes edificios, pero Budapest enamora. El Castillo de Buda, el Puente de las Cadenas, el Parlamento, la Plaza de los Héroes, la Basílica de San Esteban, la Iglesia de San Matías, la Sinagoga de la calle Dohàny, el Mercado Central... Budapest tiene mucho que ofrecer y mucho con lo que asombrar ¿Mi recomendación? Démonos un capricho y alojémonos en el Hilton Budapest, literalmente al lado de la Basílica de San Esteban, en pleno Buda. (Ya os hablé de Budapest aquí)


4. Estambul. Para uno de esos puentes largos que solemos tener al menos una vez al año, vayámonos a la capital del contraste, a Estambul. Necesitaremos algo más de dos días para descubrir todas las maravillas de este enlace a Asia. El Canal del Bósforo, la Iglesia de Santa Sofía, la Mezquita Azul, el Palacio Topkapi, el Palacio Dolmabahce, la Cisterna Basílica, la Mezquita de Arap, la Iglesia de Santa Irene, la Torre de Gálata, el Gran Bazar, el Bazar de las Especias, la Columna de Constantino, el Puente del Bóforo... podríamos seguir enumerando tesoros estambulitas pero necesitaríamos más días. ¿Mi recomendación? Volemos con Turkish Airlines, una aerolínea apenas conocida pero con una comida y atención exquisitas (además de que el aeropuerto de Estambul cuenta con la mejor sala VIP del mundo)


5. Varsovia. La capital polaca merece una visita de fin de semana para admirar su centro histórico,  Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, completamente restaurado tras el Alzamiento de Varsovia en 1944. La sirena de Varsovia (en la foto) es el símbolo de esta ciudad repleta de museos y de centros culturales, además de parques como el Lazienki o de palacios como Wilanow o el Real Castillo de Varsovia. Esta ciudad con muchísima historia, está sufriendo un boom turístico realmente grande, gracias a la remodelación que está sufriendo para dejar de ser la Varsovia gris y soviética que tenemos en mente. ¿Mi recomendación? LOT o Ryanair nos llevarán a Varsovia donde nos podremos alojar en el Polonia Palace Hotel, excelente servicio y ubicación.

Y tú, ¿dónde te escaparás este año?

- M

No hay comentarios:

Publicar un comentario