NEUSCHWANSTEIN

Esta semana va de Baviera y de faldas de botones, así que hoy os traigo una excursión desde la ciudad de Múnich y fotos con mi falda abotonada de Zara.

A unos 30-40 minutos en tren de Múnich encontramos la ciudad de Fussen desde donde podemos acceder al Castillo Neuschwanstein. Es un castillo precioso para visitar en cualquier época del año, que ha inspirado, según cuentan en la construcción de más de un castillo Disney.

Yo lo visité en febrero, por lo que estaba absolutamente todo nevado y fue espectacular, aunque también estaba en obras.




Una vez en la localidad próxima al castillo tenéis dos opciones, o subir andando o en carroza de caballos. Andando se tarda aproximadamente 30-40 minutos, dependiendo de vuestro ritmo, pero tened en cuenta que las carrozas son un poco caras, nosotros éramos seis y nos compensó.


Ese es un plano de la zona en la que también hay dos atracciones más, el Castillo Hohenschwangau, que al lado del otro no le apreciamos tanto, y el puente Marien desde el que tendréis una vista preciosa, eso sí, en invierno estaba cerrado su acceso.




Es una visita que no podéis no hacer.

Como ya os comenté en el post anterior, una de las prendas claves del otoño es la falda abotonada, en sus distintos largos y diferentes tejidos. Aquí os dejo unas fotos de cómo la combiné yo. A mi me gusta combinar la falda con una camiseta básica, para no restarle protagonismo. Pero lo mejor de ella, es que combina tanto con cuñas como con sandalias o sneakers, le podéis poner desde unas converse o new balance, hasta las victoria de Primark de 3€, es una falda realmente versátil.






Falda: Zara O/I 15
Camiseta: Benetton 
Cuñas: Aïta P/V 15
Bolso: Andy Carolina Herrera
Gafas: Giorgio Armani

- M

No hay comentarios:

Publicar un comentario